AFORES

01/02/2018

AFORES
 
En 1997 inició el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) y se crearon las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORE). En esas instituciones se depositan los ahorros con los que contará el trabajador para su retiro.
Las AFORE son instituciones financieras que administran los recursos de las cuentas de ahorro para el retiro a nombre de los trabajadores.
Existen muchas personas que no saben en qué AFORE están, para ello se encuentra el portal electrónico llamado e-sar, en el que se puede localizar la AFORE en que se está registrado ingresando a:
Para realizar el trámite es necesario:
1.    Número de Seguridad Social (NSS) o Clave Única de Registro de Población (CURP).
2.    Cuenta de correo a la que se le enviará la información.
 
ELEMENTOS QUE INTEGRAN LAS PENSIONES
El monto de las pensiones dependerá de tres elementos fundamentales:
·         Aportaciones
·         Rendimientos
·         Comisiones
Aportaciones + Rendimientos - Comisiones
Por lo que el tener un Rendimiento Neto robusto es fundamental para que los trabajadores tomen buenas decisiones para su retiro.
 
RENDIMIENTO NETO
El Rendimiento Neto es la resta simple del rendimiento bruto que otorga la AFORE menos la comisión que cobra. Es un indicador que permite comparar a las AFORES entre sí.
A mayor rendimiento neto habrá más ahorro, para ello es importante considerar la edad actual del trabajador ya que va relacionado con el rendimiento de acuerdo a la fecha probable de jubilación.
Las tablas de Rendimiento Neto aparecen en el estado de cuenta que la AFORE debe enviar 3 veces al año.
Además del Indicador de Rendimiento Neto (IRN) para comparar a las AFORES, se debe tomar en cuenta la comisión que cobran y los servicios que brindan. 
 
COMISIONES
Para que dichas administradoras cubran sus costos de operación que incluyen los costos de administrar e invertir los recursos, de servicios al cliente (registros y envíos de estados de cuenta), de promoción y mercadeo y de cumplimientos de la regulación, éstas tienen la facultad de cobrar una comisión al trabajador o cuentahabiente.
A menor comisión existirá más ahorro.
Las comisiones se expresan como porcentaje del saldo, y generalmente dicho número es “pequeño”, por lo que muchos ahorradores asumen que la comisión tendrá un impacto menor en el saldo de su cuenta de ahorro. Esto es erróneo, ya que un ejercicio teórico realizado por la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) determinó que una comisión de 1% sobre el saldo de una cuenta reduce el ahorro acumulado en 20% en un periodo de 40 años.
Las comisiones de las AFORE han evolucionado con el paso del tiempo. Inicialmente, se permitía el cobro de distintas comisiones:
·         Sobre el saldo de la cuenta.
·         Sobre el flujo, es decir, sobre las aportaciones que iban ingresando a la cuenta.
·         Sobre el rendimiento obtenido.
El cálculo de estas comisiones era distinto para cada AFORE, y por lo tanto la comparación de comisiones entre trabajadores no era sencilla y dificultaba su elección.
Por todo esto, se modificó la Ley en 2008 y se optó por una mayor transparencia para facilitar la toma de decisiones del trabajador, estableciendo un régimen de cobro de comisión única sobre el saldo ahorrado. 
Las comisiones que cobran las AFORE han disminuido significativamente en los últimos años. Dicha reducción ha sido posible gracias a la combinación de medidas legales y regulatorias
Existen diferencias significativas en el ritmo de disminución de las comisiones por AFORE, la tendencia general es a la baja.
La importancia de elegir una AFORE de menores comisiones contra una de mayores comisiones se puede comprobar realizando un ejercicio donde se haga una comparación entre la AFORE que actualmente cobra la menor comisión y la que cobra la más elevada (la diferencia es de 0.35 puntos porcentuales). 
A 30 años la diferencia en el saldo acumulado entre esas dos AFORE es de 7.8 por ciento. Es decir, un trabajador que hubiera dejado sus recursos en la AFORE con una menor comisión actual, tendría dentro de 30 años $38,984 pesos más.
Este tipo de ejercicios, ilustran los beneficios para el trabajador de elegir menores comisiones, lo cual dará como resultado en que contará al momento de su retiro con una pensión mayor. 
 
TRASPASO DE AFORE
Es el derecho del trabajador de cambiar su cuenta individual de una AFORE a otra.
La decisión de cambiar de AFORE debe ser de manera personal, en la que el trabajador elige la AFORE que desea que administre su cuenta individual para tener más ahorros, ya que para más del 90% de los mexicanos la cuenta individual es su principal patrimonio.
La CONSAR proporciona a los trabajadores información para que tomen decisiones informadas que propicien el aumento de su ahorro, porque a mayor monto de ahorro, mejor pensión.
 
CAMBIO DE AFORE
Los trabajadores pueden cambiar de AFORE una vez al año a la AFORE de su preferencia y una vez más (es decir, máximo dos veces al año), si es a una AFORE que a lo largo del tiempo y de manera consistente haya generado mayores rendimientos. Después del segundo cambio, el trabajador deben esperar por lo menos un año para realizar otro.
 
TRASPASOS ANTES DE UN AÑO
Para los traspasos antes del año, anteriormente se podían cambiar a AFORES con mayor rendimiento neto (al menos 5% más de rendimiento).
Por la gran volatilidad que existe actualmente se requiere un indicador que proporcione mejor información para la toma de decisión de los trabajadores, en su beneficio y para proteger el ahorro.
Criterios de desempeño para ejercer traspasos antes de un año:
1. Conservación de cuentas: Se definen dos tipos de AFORE:
  a) AFORES que tienen un desempeño consistente, no suelen de perder cuentas por traspasos.
            Deben satisfacer dos condiciones:
§  En los últimos 24 meses debe estar igual o por arriba de la mediana (50%) durante 70% o más tiempo
§  En los últimos 24 meses no debe estar por debajo del cuartil inferior (25%) durante 20% o más del tiempo.
b) AFORES que tienen un desempeño financiero pobre son susceptibles de perder cuentas individuales.
2. Recepción de cuentas vía traspasos, para atraer trabajadores antes de un año:
Aunado a un Indicador de Rendimiento Neto (IRN) superior de la AFORE destino, ésta puede recibir traspasos solo si, en los últimos meses no ha estado debajo del tercil inferior (75%) en más del 30% del tiempo.
Esto con la finalidad de beneficiar y proteger el patrimonio del trabajador.
 
PROCESO PARA CAMBIAR DE AFORE
El trabajador:
·         Debe tener un año registrado con la AFORE que quiere dejar.
·         Deberá contactar a la AFORE a la que se desea cambiar para solicitar que lo visite un agente promotor.
Al momento del traspaso el agente promotor:
·         Integrará su expediente de identificación electrónico con sus datos personales
·         Le pedirá firma en los siguientes documentos:
·         Solicitud de constancia para traspaso
·         Solicitud de traspaso.
·         Contrato de administración de fondos para el retiro.
·         Documento de rendimiento neto.
 
El agente deberá tomarle una fotografía digital que se agregará a su expediente.
Una vez aceptada la solicitud de AFORE le enviará la constancia de traspaso.
 
En caso de que el trabajador:
Haya cambiado de AFORE más de 2 veces en los últimos 3 años.
Su cuenta haya sido recertificada.
Tenga saldo de ahorro voluntario.
Tenga derecho de elegir el régimen de pensión de la Ley del IMSS DE 1973.
Su AFORE deberá proporcionarle una Constancia sobre Implicaciones del Traspaso, que deberá firmar y a través del portal www.e-sar.com.mx podrá iniciar su solicitud.
 
CONCLUSIONES

Elegir AFORE correctamente representa una de las decisiones financieras más relevantes en la vida de todos los ahorradores del SAR, dado que dicha elección repercutirá en sus finanzas personales futuras. Se estima que elegir una AFORE con altos rendimientos y bajas comisiones en lugar de una AFORE con bajos rendimientos y altas comisiones puede representar a largo plazo, una pensión 25 a 30% mayor o menor, respectivamente

© SALT.COM.MX, MÉXICO 2017 | Sitio web desarrollado por @ovedfs